Inicio Entretenimiento Contando historias con Lázaro Cristóbal Comala…

Contando historias con Lázaro Cristóbal Comala…

por Durango Oficial Redaccion

Entrevista:  Lizeth García

Fotografías: Francisco González

Fecha: Febrero/2014

El interés por la música tradicional norteamericana: el folk, el country y esa manera de hacer canciones, llevó a Daniel Azdar Sil a crear el proyecto Lázaro Cristóbal Comala, mismo que inició en julio de 2013. Respeta mucho el folk porque para él, este género es la forma más honesta de hacer música.

Su sencillo “A quién matar”, se ha vuelto popular entre los oídos del público pues tiene ya, más de mil reproducciones en la conocida plataforma de distribución de audio on-line (red social para músicos), SoundCloud.

Si quieres saber todo sobre Lázaro Cristóbal Comala, te invito a que leas lo que nos contó y te envuelvas en su historia.

El escenario: Un sábado  con el clima bastante raro, aire y sol pegando fuerte sobre nosotros, sentados en el Barrio del Calvario de la ciudad capital…

¿Por qué haces llamar a tú proyecto “Lázaro Cristóbal Comala”?

Daniel: ¿Has escuchado la canción de Johnny Cash ”A Boy Named Sue”? Es la historia de un niño que es abandonado por su padre, este le hace una mala jugada y antes de dejarlo le pone ‘Sue’, en español se pierde un poquito la intención, pero ‘Sue’ es nombre de niña. Este chavo la pasa muy mal porque se burlan de él y cuando crece decide buscar a su papá para vengarse y matarlo. Lo busca, se pelean, pero al final lo perdona y ya nada más dice y si alguna vez tengo un hijo le voy a poner Bill o George, dice en la versión original. Yo hice una versión en español de esa canción pero en lugar de Bill usé Lázaro Cristóbal, porque quedaba más para el ritmo. Si alguna vez tengo un hijo le voy a llamar así.

Estoy un poco emocionado con ese tema porque he buscado y no existe versión en español, creo que solo está esa que yo hice.  Y pues ‘Comala’ le puse por el libro de Juan Rulfo ‘Pedro Páramo’, Lázaro también un poco por el libro de Lazarillo de Tormes, porque de alguna manera, bueno, me gusta pensar que tienen relación  con la orfandad, porque la novela de Pedro Páramo tiene que ver un poquito con ella y la canción de Johnny Cash también. Escogí ese nombre,  porque como puedes ver todo se relaciona.

Daniel aprendió de manera autodidacta a tocar la guitarra, también toca el ukulele y está acostumbrado a escribir.

¿Cómo fue que empezaste a tocar la guitarra, por qué ese instrumento?

Daniel: Yo fui al revés, empecé a tocar primero guitarra eléctrica fue mi primer instrumento. Tocaba rock pero me aburrió, por eso la cambié por la acústica, siento que la música hecha con ella es más orgánica, no tanto como el rollo de la batería, los amplificadores y el ruido, a mi me gusta lo más sencillo.

¿Qué te gusta escuchar?

Daniel: Bueno, además de Cash y Dylan, hay un gringo que está bien chavito tiene como 25 años se llama Micah P. Hinson, tú lo escuchas y tiene la voz como de alguien de 70 años,  dicen que la tiene así porque ha sufrido mucho en su vida.  Él compone muy, muy padre, me gusta mucho y también Atahualpa Yupanqui y Nacho Vegas.

¿Cómo decidiste empezar hacer tú propia música?

Daniel: Porque me gusta el folk y el country. Yo conocí la música de Johnny Cash y Bob Dylan  y me llamó mucho la atención esa forma de hacer música. Le reniego mucho al rock  siempre que intenta demostrar algo, a veces te vende todo menos canciones, en ocasiones pienso que el futuro del rock es el presente del pop, te vende actitud, te vende lo “cool”. Entonces para mí el folk es muy honesto, no pretende ni quiere demostrar nada, a diferencia del rock, que tiene ese espíritu de libertad o aparente libertad.

lazaro13_opt

En sus composiciones sale sobrando lo elaborado, lo escandaloso. Lo que verdaderamente importa son las historias que nos cuenta…

¿Cuántas canciones de tu autoría tienes?

Daniel: Más de 10 canciones tengo ya, por cosas como el trabajo no he podido grabarlas, pero si quiero sacar un disquito así físico. Yo me salté toda esa parte de tener una banda y tocar en un cuarto perdiendo el tiempo y luego grabar. Además, te soy bien honesto, como que no tengo muchos amigos para formar una banda. Hubo un tiempo que, por decirlo de alguna manera, estuve casi rogando para poder sacar algo, pero esa indiferencia me obligó hacer las cosas de otra manera, pensé “las grabo yo solo, ahí hago unos arreglos bien sencillos, y luego ya… ahorita no les puedo prometer nada, ya cuando les presente las grabaciones, pues si les interesa ellos ya pueden ayudarme”. En realidad eso fue lo que pasó, les empezaron a gustar las canciones y me empezaron ayudar con algunos arreglos.

¿Cuáles son sus nombres?

Daniel: Subí primero una llamada ‘A quién matar’, ese fue el primer sencillo, me ha gustado mucho que a la gente le ha llamado la atención y ha tenido buena respuesta. Está también la de ‘Nadie Nada’ y la tercera fue ‘Incendiados’.

¿Nos platicas un poco acerca de ellas?

A quién matar

Está es un claro ejemplo de la influencia que tiene Johnny Cash en mi manera de hacer las cosas (Menciona que algún día lo superará, aunque espera que eso no suceda). Me interesa que la guitarra y la batería asemejen el trote de un caballo; por el lado de la letra, uso el término “matar” como sinónimo de “amar”. Al principio creí que era el clásico tema de desamor; luego me di cuenta de que en realidad está dedicada a mi padre. No de mí hacia él, sino que pareciera que él me la canta a mí.

Nadie nada

Fue la segunda canción que grabé, tiene un poco que ver con una novela de Juan José Saer, sobre el tema éste de irse y no volver, no como una promesa o una amenaza hecha a los demás, sino a uno mismo. El título resume un poco también ese juego de palabras que hay en la canción (“no quise querer”, “a partir de mi partida”). Es decir, hay que meterle un poco de coco a la letra, de jugar.

Incendiados

La última canción grabada y, peculiarmente, la primera canción que compuse. Habla un poco de que sólo es posible vivir decorosa y dignamente en el fuego; sin embargo, el fuego no dura. Por eso mismo no dura el amor, ni la familia, ni la casa, ni los sueños. Es una canción un tanto pesimista. He escuchado otras canciones donde se espera por la lluvia, como una metáfora de que todo mejore; acá es lo contrario, la lluvia es la que lo j*de todo, la que apaga el fuego. Por eso nada dura y se vive tan indignamente.

Una guitarra y el corazón a través de una voz.

¿Qué es para ti la música?

Daniel: Es contar historias. La guitarra, el bajo, la batería o cualquier instrumento son los que tienden acompañar la voz, así nació la canción, con los juglares con esta gente que iba contando historias. De hecho eso tiene un poco que ver con mi máscara (Llegamos a una de las cosas que más quería que me explicara, ¡su MÁSCARA! la verdad, es que  la amé, se la quería robar durante la sesión de fotos ¡me gustó mucho!), ella es digamos un tributo al gallo Alan-a-Dale, este que salía en mi película favorita de Disney, Robin Hood, es el juglar que iba describiendo la vida de Robin.

Sin embargo no le hago el feo a la música que no tiene letrarespeto mucho por ejemplo lo que hace Bryan de Blazing Scapelandsque es completamente opuesto a lo que yo hago y pienso, porque es una ausencia total de la voz. Aunque hacemos lo opuesto en la música, la verdad es que me gusta muchísimo lo que él hace. Me gusta lo instrumental, como Austin TV o Sigur Rós.

lazaro03_opt

¿Por qué la haces? ¿Es un pasatiempo o piensas algún día dedicarte a ella?

Daniel: Yo estudié letras españolas, próximamente me van a publicar un libro y además soy corrector de estilo me dedico a corregir textos y todo eso. Primero empecé a tocar guitarra y de repente me di cuenta que podía escribir una que otra canción, algunas letras las recicle de algún cuentillo que escribí, Molly ray jones, es una canción reciclada de un cuento que yo tenía de una prostituta y del hotel donde trabajaba. Dedicarme a ella no creo, soy un poco cobarde, no tengo el valor de dejar mi trabajo para dedicarme íntegramente a la música, porque necesito pagar mis gastos. Soy muy realista, como para querer vivir de la ella.

Y ¿en qué te inspiras a la hora de crear tus canciones?

Daniel: ¡En nada! Marco otra vez la diferencia que este género tiene con el rock. En el rock se dedican a sacar unos riffs que suenen acá chidos y arreglos trabajados, y a mí en lo personal eso no me llama la atención, porque antes de que fueran así las cosas, la forma de hacer canciones era basarse en la letra y luego adaptar la música a ella. Ahorita lo que se hace es adaptar la letra a la música, no digo que eso esté mal, respeto mucho eso, pero a mí no me gusta hacerlo así.  Yo primero escribo y luego ya le pongo algunos arreglos, mi intención es siempre darle la importancia que se merece a contar una historia a través de las letras.

A partir del último tema que compusiste “Santa Marta Huracán”, consideras que has tenido alguna evolución en el sonido o en la manera de componer respecto del primer tema que creaste?

Daniel: Evolución no creo, como no hay ninguna regla para mí a la hora de componer, mi forma de trabajar también es que le doy importancia a la guitarra. Te digo, algo que yo admiro mucho de Johnny Cash es que si te pones a escuchar bien sus canciones, la mayoría son en FA y con los tres acordes básicos de FA, DO7 y LA sostenido, pero lógicamente son letras y eso es lo que le da su importancia. Es lo mismo que pasa con la música tradicional mexicana, con las rancheras, las de José Alfredo Jiménez la mayoría tienen la música igual, pero su letra es lo que las distingue.

Sus presentaciones y público.

¿Quienes pueden escuchar lo que haces?

Daniel: ¡Todos! No es que yo desprestigie el Punk, nunca me ha gustado, sin embargo considero que es música que caduca, porque llegas a cierta edad y ya no te llama la atención como antes o simplemente ya no la escuchas.

Pasa como con Panda y Allison que hablan de amores adolescentes y cuando ya dejaste de ser adolescente ya no te gustan. Yo intento, que mis letras, mi música, no sea solo para alguien de cierta edad, o que dure cierto tiempo en el gusto de alguien.

¿Has tocado en vivo aquí en Durango?

Daniel: Sí, solo una vez en el Café 501, ellos me invitaron, un amigo lo organizó. Algo que no me gustó fue que cobraron cover,  y si le dije que no estaba chido, porque de por si la gente ya va a consumir. Cuando me presente así más formal, ¡yo no cobraré! (sonrió).

¿Cómo te recibió ese día el público?

Daniel (emocionado): ¡Anda, muy bien! Me sacó mucho de onda porque se llenó el lugar, había gente incluso afuera. Agradezco mucho a quienes han escuchado en internet mis canciones, y que les gusten, a pesar de que no he tocado y que no tengo mucha comunicación con las bandas de aquí.

lazaro01_opt

Hablando del internet, ¿qué opinas sobre las páginas que actualmente se están usando para subir música y permiten dar a conocer las propuestas de las bandas?

Daniel: Más que esas páginas o las redes sociales, pienso que es esta iniciativa de las bandas de grabarse, las redes sociales si ayudan, pero depende más de uno mismo. Bandas de aquí que conozco y que se graban ellos mismos, son mis amigos de Rosamorte y Blazing Scapelands. Ellos tienen esa iniciativa y no se quedan esperando a que alguien les dé la oportunidad y los grabe, o que se vuelvan un banda de veinte años que nunca han grabado  su propio material original y solo tocan y tocan covers. Interesante se vuelve cuando, haces tu propia música y encima de eso, tú mismo la grabas.

frase LCC

La ‘escena local’.

Daniel: La verdad es que la desconozco, solo conozco a las bandas que anteriormente te mencioné. Me parece mediocre que algunas se dediquen mayormente a sacar solo covers, eso en parte tiene que ver con el  público. Lo que pasa es que yo vivo cerca de un bar y me parece increíble que estamos en 2014 y cada fin de semana yo escuchaba covers de Guns and Roses, Red Hot Chili Peppers y Metallica, entonces, es una culpa compartida porque las bandas no se arriesgan a presentar algo nuevo, algo de ellos y  el público no está acostumbrado a escuchar propuestas originales. Las bandas locales o músicos locales, más que necesitar el apoyo de instituciones como el ICED o el IMAC, o dueños de bares, lo que deberían de hacer es algo novedoso.

De por sí a veces no hay varo y dudas en pagar cover de $25 para ir a escuchar una banda. Te doy un ejemplo, La Vox, que son de Durango pero ahorita la están haciendo chido en México y son reconocidos allá, a veces la gente duda en ir cuando alguna banda parecida a ellos viene a tocar aquí un tributo a Radiohead  o a Muse, porque no van a tocar canciones propias y encima van a tener que pagar cover, aunque puede haber gente a la que tal vez le guste eso.

¿Y el Folk en Durango?

Daniel: ¡No hay! Un dato curioso es que al principio me decían, lo que te decía yo a ti hace un momento que Johnny Cash y Bob Dylan, siempre tocaban la misma progresión de las canciones, siempre en fa, y como los mexicanos no están acostumbrados a la música tradicional norteamericana (el folk entre otras cosas) se les hace lo mismo o sin chiste.

Cuando me dijo eso un amigo, yo le dije que se pusiera a pensar en las rancheras, porque lo que es el folk para  los gringos, vienen a ser las rancheras para los mexicanos, pero ya uno borracho y tomado se pone a cantar canciones de José Alfredo Jiménez  y nunca se pone a pensar eso. Creo que si un gringo escucha las rancheras va a decir “esto es lo mismo”, son como equivalentes.

Cantantes de folk en México no hay, una que tal vez no es precisamente de ese género, pero no sé porque la relaciono mucho es Carla Morrison, me gusta la forma en como hace su música.

Próximos proyectos.

¿Qué quieres hacer con Lázaro Cristóbal Comala?

Daniel: Ambición económica no tengo, ¡solo quiero que la gente que escucha mis canciones haga con ellas lo que quiera! Por ahora no tengo la aspiración de ganar dinero con la música, ni tampoco me veo viviendo de ella. Soy de la clase trabajadora y en mis ratos libres compongo.

lazaro17_opt

Para finalizar, él quería agregar.

Daniel: Los invito a que se den tiempo de escuchar folk, y lo vean como lo que es, una forma más honesta de componer y hacer música. Sean también un poquito más exigentes con las bandas de aquí de Durango, y ¿por qué no? conmigo también.

FIN

Él ya lo dijo todo, solo me queda invitarte a que escuches su propuesta, una de las más bonitas y sinceras que he tenido la oportunidad de conocer. No se duda ni tantito, que sus creaciones le salen del alma.

Todos merecen verlo en vivo para sentir eso que es tan suyo y que hace el favor de compartir con nosotros, eso de lo que has estado leyendo durante ésta entrevista… Su música.

*

Desde el día que entrevisté a Daniel, hasta este momento (abril del 2017), ha crecido brutalmente con su proyecto.

No solo tiene ya cuatro discos (‘Lázaro Cristóbal Comala’, ‘Los Claros’, ‘América Grande’ -Con Todd Clouser- y ‘Zaguán: cinco canciones Cardenche’), y lo acompaña su banda Los Niños Rotos, si no que ya ha pregonado sus letras fuera de Durango, en Torreón, Cuernavaca, Ciudad de México, Aguascalientes, Zacatecas.

Y además, compartido escenario con solistas y bandas como Todd Clouser, Axel Catalán, NEGRØ, Lng/SHT, Andrés Canalla, Belafonte Sensacional, Dromedarios Mágicos, Juan Cirerol, Los Cardencheros De Sapioriz,  Pedro de la Garza.

Actualmente sigue escribiendo canciones para el que será su quinto material, y hace unos días grabó sesión en vivo.

Es increíble cómo está dejando su huella en el ambiente musical de Durango y de nuestro país. Es increíble como el público se entrega a él en cada show.

Para despedirnos, te vamos a dejar con uno de los temas de su primer disco, Moli Ray Jones, el cual tiene video oficial!

Artículos Relacionados

2 comentarios

Ludwing Osorio 30/04/2017 - 6:00 PM

Hola Lizeth García soy de Guatemala y te doy las gracias por compartir está información.

Aclaro que no me agrada la música de México, pero en cuanto escuché a Daniel con Incendiados, me identifique tanto y me pareció demasiado bueno, es lamentable que tan poca gente lo conozca, he tratado de compartirlo y hablar de sus canciones con las personas con quién tengo comunicación.

Es raro encontrar folk en español que sea tan bueno como el de Daniel; como bien menciona Daniel el folk es muy repetitivo en sus ritmos, en sus acordes y entonces es dónde entra el juego de la importancia de la letra, ¿Por qué de lo contrario sería aburrido no?

Si pudieras compartir algún audio o video que hayas grabado en la entrevista te lo agradeceré o bien compartir la entrevista en video si la tenés.

Tengo una que otra canción que pues consideró que se asemejan un poco a las de Daniel, si se la pudieras compartir sería genial {^^}

Tu bien mencionas de 2014 hacia 2017 ha crecido brutalmente, ojala y cuando nos encontremos en 2020 haya crecido de forma brutal.

Responder
Lizeth Garcia 01/05/2017 - 10:53 AM

Ludwing Osorio hola! Que bueno que te gustó la música de Dany, sí compártela, entre a más oídos llegue es mejor! Desgraciadamente no tengo el video de la entrevista, la hice en el 2014 y ya estaba publicada en otra página para la cual yo escribía pero esa página dejó de funcionar y se redireccionó a ésta y estoy teniendo que publicar aquí, todas las entrevistas que hice en aquél entonces. Y el formato que teníamos en ese tiempo era grabar las entrevistas pero no usábamos el video, pues las entrevistas eran editoriales.
Síguelo mucho en sus redes sociales, así siempre sabrás de él y de su música. Muchas gracias de nuevo por leer está entrevista y que bueno que la música de Lázaro llegué hasta Guatemala, un abrazo!

Responder

Dejar un Comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.