Inicio Arte y Cultura Mi Gloria es el momento y las rosas mi obra: Jonathan Gone

Mi Gloria es el momento y las rosas mi obra: Jonathan Gone

por Durango Oficial Redaccion

Jonathan Gone, quien se define como “un dibujante obsesivo de bolígrafo y libreta”, es un artista duranguense, que siempre ha disfrutado de dibujar y tiene 6 años desenvolviéndose en la disciplina artística del grabado.

Incursionó en ella, a través de  medios autodidactas y después aprendiendo de gente profesional como el maestro Shinzaburo Takeda, Sanabria Méndez y Garzón.

Hace tiempo tuvimos la oportunidad de asistir a “Gloria en las Rosas”, exposición de grabado de Jonathan, la cual fue inaugurada en noviembre del 2013.

Gone, expuso un pequeño discurso en el que se le notaba emocionado por presentar al público sus 25  ‘linduras’…

“Su atención para mí es muy valiosa, que vengan o que la secuencia de su día llegue hasta este momento donde me compartan su compañía, su tiempo, su escucha incluso, para mí es muy valioso, porque  no es meramente circunstancial, para mí esto es un motivo. He conocido gente últimamente, relacionada con esta obra, inspirando desde los conceptos hasta el dialogo mismo, algunos alumnos que conocí recientemente que se interesaron por la gráfica.

No soy un experto en esto, pero soy un experto a lo mejor en experimentar y esta experimentación me llevó a esta herramienta del grabado y es lo único que yo quisiera decir para justificarme. Quiero compartir realmente la profunda libertad que he encontrado de corazón y de espíritu en el grabado. Me conmueve mucho pasar por momentos duros como estar a punto de la muerte realmente sin presunción o decir que eso me alabe o me haga mejor, incluso yo mismo fui  alguien que lo provocó. 

Pero tener estas ideas y darles está libertad, este cause en cada  una de las cosas, aunque parezcan a veces confusas o distorsionadas, son de mi niñez, desde que yo copiaba los dibujos de anatomía de mi padre que era médico, las trisomías y todo eso me influenció sin yo querer o que me impactara de una manera digamos adulta. Siempre he tratado de ser este niño que se sorprende, que le daban un pluma y una libreta y realmente las llenaba completamente a diario.

Entonces este soy yo, el que tienen frente de ustedes y con la más sincera de las palabras les agradezco. También agradezco a las autoridades, a Rogelio Domínguez, al Instituto de Cultura del Estado de Durango, a mi bella esposa, es más me faltarían muchísimos, pero a todos les agradezco este momento. Y sin más vamos a ver estas linduras”.  

Así fue como después de recibir un reconocimiento de manos de A .P Rogelio DomÍnguez Breceda (Coordinador de Museos del ICED) y de Mtro. Ruben Castrellón Parra (Director del Museo de Arte Contemporáneo Ángel Zarraga), en compañía de su familia, amigos y público en general, Gone dio inaugurada su interesante, misteriosa y bella exposición.

...

Esta pequeña entrevista se la hice aquella vez, para poder conocer un poco más sobre este trabajo que estaba presentando!

¿Cómo fue que empezaste hacer grabado?

J.G: Mi incursión en el, fue por que Ariadna mi esposa me enseñó la técnica de grabado y después experimente en otros talleres de Gráfica como los de Angélica Carrazco, José Luis Calzada (Creador Emérito 2012-2013),  en el Museo Ángel Zarraga se dio este taller, en este taller, no es la técnica que yo uso aquí del todo, porque el utiliza nuevas técnicas, nuevo desarrollo con materiales como el Mototool sobre otras técnicas directas, pero eso me dio pie a entender mucho de las cosas que ahora yo hago en el grabado. Además, también tuve grandes compañeros Grabadores como Cristina Sandor, Oscar Mendoza y Antonio Ruiz.

¿Desde cuándo lo haces?

J.G: Un poco más de 3 años.

¿Cualquier persona lo puede hacer?

J.G: ¡Sí, cualquier persona lo puede hacer! Como mojar un pincel con pintura, se trata más que nada de entender el proceso. Es un proceso bastante romántico en sí, porque es tratar estos materiales no de una forma convencional si no que tienes que comprometerte en muchos sentidos con la técnica.

<—- Obra: “La Salvación”. Técnica: Aguafuerte/Mototool/Acero

¿Qué buscas plasmar en tus obras?

J.G: Cosas que no entiendo, cosas que yo creo que van desde sentimientos muy sencillos que yo mismo he sentido, como vergüenza, humillación, ironía,  pánico, compromiso, muchas de las cosas de las cuales a lo mejor no hablamos, pero las compartimos para entenderlas en lo oculto y ese es el humor negro que yo utilizo para redondear o plasmar una idea. No busco convencer de que yo sea algo o nada, ni de que una idea sea tal, yo quiero que juguemos con esa idea, como una canción, yo traigo este riff ¿qué harías tú con tu instrumento? Entonces de mente a mente comunicarnos.

¿Por qué haces llamar a tu exposición “Gloria en las Rosas”?

J.G: Como explico en el texto, ¡las rosas son mi trabajo, para mi es mi gloria el momento! Tener la oportunidad de ejecutarlas de mostrarlas, de que mi pensamiento al no morir en mi cabeza, al ponerlo en otro lugar y exista, le transmita algo a quien pueda interpretarlo o reinterpretarlo y eso crear otras ideas, a lo mejor no la inicial, ni didáctica, o que yo quiera convencerte de algo, si no que saques tu propia idea, desde inconformidad hasta felicidad o nada, eso es lo que quise expresar con el nombre.

¿Cuál de tus 25 ‘linduras’ es tu favorita o la más representativa?                               

J.G: Todas para mí son especiales, todas tienen una idea la verdad, no quiero sonar general ni mucho menos, pero con la que comencé fue “La Salvación”, que es un minotauro, fue mi primer Aguafuerte, mi esposa me enseñó a ejecutar esa técnica con ácido, yo no tenía contemplado eso, esa obra es una de las más significativas pero no la más importante. Considero que todas son importantes cada una tiene su valor, todas son una  Gloria en las Rosas.

La disciplina, el dramatismo, el trabajo y el compromiso absoluto con mi visión y mis ideas, combinado mi herramienta, el ácido y el metal, es como construyo estos conceptos para ser más franco al compartir estos mensajes. (Gone)

Obra: “Idealista Elegante”. Técnica: Aguafuerte/Punta Seca/Acero  —->

Jonathan nos habló sobre su pieza “Grito interior”:        

Técnica: Aguafuerte/Aguatinta/Acero

Esta obra es un sarcasmo de mí mismo, una estructura de génesis por decirlo así, ya tengo una punta seca que es la herramienta con la que se talla el grabado. Vemos una dualidad como si estuviéramos castrados por esa sexualidad, juego con las teorías de la psicología, todo esto en lo que yo mismo antes me comprometía mucho, la sexualidad y la literatura, pero entendí que realmente nadie es dueño de eso y así como otro autores hacen sus propias hipótesis, yo hago e invito hacer a todos su propia hipótesis de esto. Es sencillo, es mi hipótesis de como hago punta seca. Sin embargo no quiero que se interprete como tal, lo que quiero es que se busque una historia.

Obra: “Fine Fine Fine”

Técnica:  Aguatinta/Punta Seca/ Cobre

Fine Fine Fine, es la canción popular “very good, very good, very good” y la obra trata acerca de buscar una aceptación, como de, ¿es ya suficientemente bueno para mí o es suficientemente bueno para que los otros digan, “eres artista”?, o buscar esa reflexión de aceptación. Entonces jugando con esa estrofa de esa canción hice esa expresión misma y esa secuencia incluso del like con la manita arriba, ahí está plasmado.

En estos momentos Jonathan está encargado del salón de gráfica en el Museo Guillermo Ceniceros y está preparando una exposición para el mes de septiembre.

Gone fue ganador del Concurso Estatal de Pintura “Guillermo Bravo”, organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través del Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED) como parte de las actividades del Festival Internacional Revueltas (FIR) 2015, en la categoría B (26 años +), con su pieza El golpe traidor.

Para seguir conociendo su trabajo puedes dar like a su fan page 🙂

Jonathan Gone

 

Artículos Relacionados

Dejar un Comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.