Directorio - Durango Oficial

En sus inicios se levantó como una capilla de adobe donde fueron depositados los cuerpos de ocho Sacerdotes “Jesuitas” quienes murieron durante La Rebelión De Los Tepehuanes en 1616, que se encuentran al pie del altar su primera capilla de adobe. Este templo, formó parte del antiguo Colegio de San Ignacio de la Compañía de Jesús. A lo largo de su existencia tuvo el honor de haber sido depositaria de los oficios de la Catedral, cuando esta sufrió un voraz incendio.

Los detalles principales de su construcción son un par de fuentes diseñadas al modo del siglo XIX en el atrio de su ubicación. Por su gran tamaño, en comparación con su portada, sobresale la torre campanario de dos cuerpos constantes entre sí: la forma cilíndrica del primero y sus pilastras jónicas acanaladas, con la forma octagonal del segundo y sus entableradas pilastras.

Una sencilla ventana ilumina el coro, y como remata un frontón semi-curvo truncado aloja al escudo del estado duranguense del cual se desprende un par de tiras de laureles. Su interior presentaba una pequeña virgen tiempo atrás. Sobresalen las pinturas antiguas que adornan el templo.

Este templo fue mutilado en 1917 de su altar mayor por el General Gabriel Gavira Castro para darle continuidad a la calle trasera (Bruno Martínez). En su interior se aprecian un par de óleos de buena manufactura y un antiguo órgano monumental.

Regresar

Botón directorio de templos
Botón Analco
Botón parroquia salud
Botón Santuario