La belleza de Durango es única para las producciones cinematográficas

Las bellezas naturales del Estado de Durango lo han llevado a imponerse sobre países europeos, al posesionarse como uno de los sets preferidos, en cuyas calles hoy en día se narra uno de los episodios de la serie Texas Rising.

Más de 180 filmes y una larga tradición cinematográfica de 60 años, han dado a la entidad el título de “Tierra del cine”, por lo que no es difícil ver por sus calles a directores y actores, quienes tratan de captar la magia de sus escenarios, que se mueven entre el pasado y el presente.